9/21/2015

8 VIDEOJUEGOS QUE MARCARON MI INFANCIA


Esta no pretende ser una lista que termine en mi favorito. Tampoco pretende ser una en orden cronológico. Es más bien una lista que pretende homenajear a aquellos videojuegos que dejaron una marca en mí. Sin otro preámbulo, acá está:

1) SPIDERMAN VS THE KINGPIN - SEGA GENESIS - TECHNOPOP


Spiderman tiene muy buenos juegos dando vueltas por ahí entre los que destaco el primero de PlayStation y Spiderman Web of Shadows. Si te querés sentir el hombre araña (pero a través de un mouse y teclado, obvio) recomiendo ese último. Pero pongo a este por el factor nostálgico y porque en esa época no se podía aspirar a algo mejor. Con las limitaciones gráficas, creo que los de Technopop supieron representar muy bien al arácnido. Podíamos escalar paredes, columpiarnos con la tela araña, dar palizas de antología e ir al departamento de Peter Parker ha recargar energía. 


La historia es que el Kingpin puso una bomba nuclear y le ha echado la culpa a Spiderman. Hecho que da pie a que todo el mundo quiera matarnos. Los villanos más emblemáticos como Electro, Venom, Dr. Octopus y el Lagarto también se unían a la fiesta. Es el primer juego, también, que mientras menor nivel de dificultad elegías, tenías menos niveles para jugar. Por lo que si queríamos pegarle unos bifes al Kingpin debíamos hacer el recorrido en difícil. 

2) JURASSIC PARK - SEGA GENESIS - BLUESKY SOFTWARE


Horas gastadas en este cartucho. El mejor Jurassic Park que salió hasta la fecha. Podíamos elegir entre el doctor Grant o el Velocirraptor para abrirnos paso a través de la selva. Los niveles se tomaban libertades con respecto a los de la película de Spielberg, pero no desvirtuaban. En todo momento la fantasía funcionaba y te hacía creer que estabas en la infame isla Nublar.

Una lástima que los escenarios fuesen demasiado oscuros en algunas partes y no se pudiera apreciar bien el trabajo de arte. Amén de que esto nos podía costar dar un paso en falso con nuestro personaje. Durante el trayecto hasta el centro de visitantes aparecía una variedad de armas que iban desde dardos tranquilizantes y picanas eléctricas hasta lanzamisiles. Tuvo una versión llamada Rampage Edition pero no la recomiendo. Un punto aparte para la música, que era espectacular:


3) QUACKSHOT - SEGA GENESIS - DISNEY INTERACTIVE


Quackshot no sólo es el mejor juego de plataformas que jugué para SEGA sino que puede que hasta el mejor de esa consola. En esta oportunidad, tomábamos control del pato Donald, quien con la ayuda de sus sobrinos emprendía la búsqueda de un tesoro legendario. Claro que esto era una excusa para dar pie a escenarios coloridos y muy animados que tomaban lugar en distintas partes del mundo como México, Dinamarca o Transilvania.

Una característica de este plataformero era que llegado hasta cierto punto, no podías seguir avanzando sin un determinado ítem. Por lo que había que regresar a un escenario previo, hallar el objeto y recién ahí volver para que se te habilitara a seguir. Llevaba tiempo hasta agarrarle la mano. Lo peor es que había veces en que te trababas o que la dificultad se ponía hardcore y no contaba con sistema de password. Así que Quackshot fue una asignatura pendiente hasta que lo retome en emulador.

4) DRAGON BALL Z - SEGA GENESIS - BANDAI


Creo que el subtitulo era Buu Yu Retsuden, pero no estoy seguro y tampoco me importa. Porque para mí, jugar al "dragon ball" significaba jugar a este. El mejor juego de pelea que tuve para la SEGA. La pieza de mi casa fue testigo de batallas épicas contra Freezer, Ginyu y Cell. Pero lo mejor era jugar contra un amigo y viciar con esta reliquia. Te permitía utilizar casi todas las habilidades de los personajes como el Kame hame ha o el Masenko aparte de patadas, puñetazos rápidos y bolas de energía.

Las pantallas representaban lugares emblemáticos del anime como el planeta Namek así que yo andaba feliz de la vida. Cuando lo jugué por primera vez, me encontré con personajes que todavía no habían aparecido en la serie. Así que hasta que lo hicieran, yo mismo le inventaba los nombres, las historias y si eran héroes o villanos. De grande lo retomé con emulador pero ya no era lo mismo. Este título envejeció mal. Pero siempre tendrá un lugar especial en mi corazón.

5) CRASH BANDICOOT 2: CORTEX STRIKES BACK - PS1 - NAUGHTY DOG


Ahora entramos en el terreno de los 32 bits. Así como Sonic hizo que mucha gente se comprara una Genesis, creo que no estaría exagerando si digo que 'Crash' hizo lo suyo pero con la consola de Sony. Fue uno de los primeros que jugué en la PS1 y creo que tampoco exagero si digo que fue uno de los mejores plataformeros de la historia.

Mientras algunos fracasaban estrepitosamente en la conversión al 3D, la gente de Naughty Dog le sacó todo el juego posible a estos gráficos y enseñó cómo se tenían que hacer. Lo que hacía grande a Crash Bandicoot sin duda era el control. Simple y fluido, nada de ensañarse con combinaciones raras, inventarios con ítems infinitos ni nada de aplastar botones a ver qué sale. Eras vos y el juego.

Los escenarios eran de lo más variados y se te alentaba a interactuar con el. Ya sea haciéndote resbalar en los terrenos helados, aplastando cajas o buscando una plataforma que te llevara hasta un bonus stage. Las mecánicas iban desde avanzar en línea recta hasta escapar de una roca al buen estilo Indiana Jones. Ni hablar que si querías obtener todos los diamantes o todas las frutas, no era posible en la primer pasada. Por lo que hacía que la rejugabilidad fuera más adictiva.

6) DINO CRISIS - PS1 - CAPCOM


Resident Evil con dinosaurios. El creador del RE, Shinji Mikami, tuvo la genial idea de mezclar survival horror con Jurassic Park. En otras palabras: mi género preferido con una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Si bien compartían similitudes como las atmósferas, los pasillos laberínticos que alentaban a la exploración y el control, Dino Crisis resultó en una aventura única y a la altura de su 'padre'. Regina, la protagonista, resultó tan buen personaje como León o Jill. El reparto también aportaba lo suyo, a pesar de que en ciertos momentos abusaban del estereotipo.

Este videojuego me lo regalaron para mi cumpleaños número 10. Fue un día lluvioso y lo estrené junto a mis amigos en la pieza de la casa donde vivía por aquel entonces. Al ser un juego de a uno, sólo lo probamos un rato. Pero los días que siguieron, no jugué a otra cosa que al Dino Crisis.

7) STAR WARS EPISODE I: JEDI POWER BATTLES - PS1 - LUCASARTS


Una de mis pasiones de chico era todo lo concerniente a Star Wars. El universo creado por Lucas es tan vasto, que cada tanto aparecen joyas como esta. En simples palabras, el juego de Star Wars que siempre quise jugar. Nada de armas ni naves, dame un buen sable láser y dejame abrirme paso de esa manera. Elegías a uno de entre cinco jedis. Si completabas el juego con tal o cual personaje, se te recompensaba con uno de tres posibles o con algún nivel secreto.

En base a los puntos que conseguías, antes de la siguiente pantalla se te otorgaba un combo y un plus de energía de vida y de Fuerza. Los escenarios representaban fielmente a los de la película que las libertades que se tomaban encajaban muy bien en este curioso beat 'em up con elementos de plataformas. Droides, gusanos gigantes, tusken raiders, cazarecompensas, gungans y Darth Maul esperando al final. La mayoría de los niveles eran ir para adelante pero había variaciones como misiones a contrarreloj, rescatar rehenes y escoltarlos e incluso uno donde piloteabas la moto flotante de los droides. Y como si fuera poco, tenía un modo cooperativo.

8) COMMANDOS - PC - PYRO STUDIOS


Cuando fui a la casa de un amigo y éste me mostró el Commandos, me dije que lo tenía que jugar como fuese. Así que me conseguí una copia y lo instalé en mi máquina. La jugabilidad era distinta a lo que estaba acostumbrado (juegos de peleas y plataformas como habrán notado). Puede que sea la primera vez que un juego me hizo 'pensar'. No se podía entrar a llenar de plomo a los enemigos así porque sí. Daba oportunidades para hacerlo, si te escondías en un rincón y disparabas (la munición de la pistola era infinita) pero eso no era sacarle provecho a esta maravilla. Llevaba tiempo y había que aprenderse los patrones de los soldados enemigos para así elaborar la mejor estrategia.

En el marco de la Segunda Guerra Mundial, manejabas a un grupo comando dispuesto a librar al mundo del azote nazi. Cada uno tenía una habilidad que lo caracterizaba. Estaba el espía, quien podía disfrazarse e infiltrarse en las líneas enemigas o el marino, que podía sumergirse e inflar un bote. Un juego como pocos que te iba desafiando a medida que avanzabas. Era difícil conseguir una guía, así que lo más parecido a una, era preguntarle a algún compañero de la escuela que lo hubiera pasado para que te tirase unos tips. Grandes recuerdos.


Hasta acá voy a llegar. Podría agregar muchos títulos más a esta lista, pero a medida que vaya recordando, se haría eterno. Merecen una mención The Flinstones (NES), Sonic 2 (SEGA), Klonoa (PS1), Desperados (PC) y Age of Empires (PC) que, si bien significaron mucho para mí y pasé muchas horas jugándolos, no consiguieron calar tan hondo en mi corazón como los que sí están en esta lista.

¿Estás de acuerdo? Sentite libre de compartir tus juegos favoritos en los comentarios. ¡Hasta la próxima!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

RESEÑA DE STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA

RESEÑA DE JURASSIC WORLD

3 comentarios:

  1. si habremos jugado al jedi power battles co-op jajaja

    pd: te acordas del akuji? jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj a ese y al fifa 2001! El Akuji una joya, nunca lo conseguí en lo de los Paolini. Vos tenías un juego de pelea que tenía unos escenarios zarpados para la PS1, te podías mover y todo y usabas a unos caballeros creo

      Eliminar